#Reto12Votos Semana 5 – Mi libro favorito – Siddharta

Un libro que me gustó mucho leer fue Siddharta de Hermann Hesse.

En él se narra la vida de Siddharta, un hombre hindú que siendo joven abandona su casa para ir en busca de la sabiduría y la perfección.

Esta es una novela corta, fue escrita en 1922 por Hermann Hesse, quién ganó el Premio Nobel de Literatura en 1946. Aunque se puede leer en poco tiempo es de esos textos que son para reflexionar, para abordarlos con una actitud abierta, receptiva, para mirar lo nuevo que nos descubre.

Está lleno de pensamientos y meditaciones que hace Siddharta acerca de la vida.

Hacer clic en la imagen para ver la fuente. También podrás escuchar el audiolibro

Una de las partes que suelo recordar es cuando Siddharta intentaba ganarse el amor del hijo. A pesar de intentarlo a través del amor, no lo lograba, y esto lo hacía sentir mucho dolor. Al sentir el dolor del rechazo de su hijo, su amigo que era su maestro, un viejito cuyo maestro a su vez era el río, trata de ayudarlo al explicarle que todo en la vida tiene su lugar y su momento, que no podemos forzar a cambiar las cosas o a las personas de un momento a otro, y que en su caso debía comprender que su hijo debía transitar su propio camino y aprendizajes, y debía dejarlo ir.

Una de las maravillosas conclusiones a la que llega Siddharta es que si era capaz de observar las situaciones en su totalidad podría encontrar la paz anhelada.

Creo que para mí esto significa llegar a comprender que los hechos y las circunstancias, no son cuestiones aisladas, sino que todo forma una unidad, todo tiene un sentido. Y es bueno cuando podemos comprender que las situaciones o circunstancias pertenecen a algo mayor, es decir, tienen una explicación, aunque en el momento se nos olvide o no lo podamos ver.

Si podemos mirar las cosas de este modo y no aferrarnos a un detalle en específico, como un problema particular, o inclusive una alegría en especial, sino que observamos la totalidad en la que coexisten todas las cosas, podemos llegar a tener una perspectiva diferente de la vida.

Foto de mi autoría. Archivo personal

“Y todo aquello unido era el río, todas las voces, los fines, los anhelos, los sufrimientos, los placeres; el río era la música de la vida. Y cuando Siddharta escuchaba con atención al río, podía oír esa canción de mil voces; y si no escuchaba el dolor ni la risa, si no ataba su alma a una de aquellas voces y no penetraba su yo en ella ni oía todas las tonalidades, entonces percibía únicamente el total, la unidad.”

Como se puede observar Hesse utiliza también un lenguaje poético, un recurso que resalta las emociones y lo hermoso del pensamiento, lo cual hace de la lectura un deleite.

Otra de las conclusiones a las que llega Siddharta es que las palabras, el lenguaje como tal es muy limitado a la hora de acercarnos a los demás, dice que no cree por eso en las doctrinas y que esto lo que hace es dividir a las personas en lugar de acercarlas.

El amor para él viene a ser lo más importante.

 

“Y ahora escucha una teoría que te hará reír: el amor, Govinda, me parece que es lo más importante que existe. Penetrar en el mundo, explicarlo y despreciarlo, es cuestión de interés para los grandes filósofos. Pero a mí, únicamente me interesa el poder amar a ese mundo, no despreciarlo; no odiarlo ni aborrecerme a mí mismo: a mí solo me atrae la contemplación del mundo y de mí mismo, y de todos los seres, con amor, admiración y respeto”

Como estos pensamientos hay muchos otros, sin embargo es un libro con un mensaje sencillo y cautivador.

El libro como dije al principio es de esos libros para disfrutar del mismo modo que disfrutamos de la poesía, la cual está presente en el uso frecuente de la lírica.

Es un libro hermoso, que merece la pena ser leído y meditar en él, se los recomiendo ampliamente.

Gracias por tu visita y comentarios.

 

@inspiracion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *