Déjate amar | Reflexión

Las personas son los instrumentos que el amor utiliza para manifestarse… es cierto que también son ellas quienes nos hieren y lastiman.

Después de muchas heridas un animal se esconde en su refugio y no deja que nadie lo toque. Si te atreves a acercarte solo te atacará, el miedo a ser otra vez victima lo impulsara a protegerse.
Muchos hemos sido animales heridos, escondidos bajo la forma de la elocuencia, bajo los trajes de fortaleza que nos brinda este mundo, ropas que esconden lo más vulnerable, el secreto íntimo de quienes somos realmente.

No hay un traje que se ajuste a nuestras necesidades, y ellos fallarán repetidamente, se romperán o caerán a pedazos, dejándonos expuestos. Pues la repuesta no es esconderse…

La respuesta más difícil es dejar que desde ese cuerpo nazca una luz que las heridas no puedan dañar, pues siempre habrá heridas… aunque nadie nos lo dice. Las heridas siempre están en un mundo hostil donde el amor pasó de ser un sentimiento, un fuego, un motor, a ser una palabra manoseada carente de contenido y sustancia, carente de fuerza.

¿Quién sabe en verdad lo que es el amor?

Una vez escuche que el amor se confunde hasta con las ganas de orinar, eso me dio mucha risa, pero es cierto. Confundimos el amor con sensaciones pasajeras. No esperamos la prueba del tiempo, no esperamos pasar por los desiertos. Ni siquiera sabemos que pasaremos por desiertos sin agua, sin pan. Y ese llamado amor claudicará, o vivirá para hacerse más grande, más fuerte. Vivirá para transformarte hasta en lo más mínimo.

El verdadero amor es sufrido, porque resiste las heridas, las soporta, y espera, espera… Su esperanza es inquebrantable. Y es tan grande que en verdad no lo podemos contener, solo podemos dejarlo estar, solo podemos dejarnos estar en él, sumisamente, calladamente, suavemente… mientras él sigue transformando lo visible en su luz.

El amor… Si no sabes, si no lo encuentras, solo déjate amar… solo déjalo estar.

 

La foto es de mi autoría
@inspiracion
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *