La búsqueda de la excelencia

Queridos amigos, en esta ocasión deseo continuar con un tema que fue tocado antes por mí, en un post anterior en el cual les dije que les hablaría acerca del carácter. Para hablar de un carácter integro en este caso, sería necesario hablar acerca de la excelencia y la necesidad de hacer lo correcto llevados por nuestros valores más altos y más profundos en toda ocasión.

Sin embargo, en nuestro mundo actual carente de valores estables es bastante complicado establecer cuáles son esos valores, pero sí podemos saber que existen principios fundamentales en los cuales se basan muchos de los valores y que ellos son universales, como los principios de la vida, el amor, la honestidad, la excelencia, entre otros.

Hoy quiero hablarles de la excelencia y cómo puede esta buscarse en un mundo inestable, resquebrajado y hasta triste muchas veces. ¿Cómo esperar y mantenernos en ese camino sin decaer, y cómo hallar la fuerza para levantarnos para continuar cuando caemos? Creo que una buena respuesta es mediante la sabiduría milenaria y mediante aquellos ejemplos de vidas que siguen estos principios.

Les comentare de dos ejemplos, uno antiguo, la vida de José, en La Biblia, y un ejemplo actual de un joven del siglo XXI.

Acompáñame hasta el final…

 

La Historia de José el soñador

La excelencia es un concepto que vengo escuchando desde hace tiempo, en un principio pensé que se trataba de una cualidad única difícil de hallar, un concepto muy acariciado en estos tiempos. Sin embargo podría decir que para mi modo de verlo hoy en día creo que el mejor relato sobre la excelencia se halla en Génesis 37-50, aquella historia de un hombre llamado José, el soñador.

Desde su tierna infancia José fue el niño más amado por su padre, quizá por ser hijo de Raquel, la mujer que tanto amo, quizá y no sé si tan solo por ello. Pero me llama la atención que José hacia todo de la mejor manera posible, era honesto, era por sobre todo leal, tenía unos valores muy altos y aunque su alma muchas veces fue afligida él nunca perdió la fe en Dios, un Dios que lo cuidaba y miraba a cada instante, no importa si estuviera preso, cautivo, Dios era su todo y su amor por decirlo así. Creo que él no esperaba a Dios, él estaba con Dios. Dios le hablaba en sus sueños y aunque esos sueños en una ocasión le trajeron penas él sabía que algún día todo serviría a un plan mayor. Yo creo que a José eso no lo preocupaba, el simplemente vivía cada día al máximo, por algo siempre lo ponían a cuidar tanto los bienes, como a los demás, a administrar el lugar donde se hallaré. Como dice la historia finalmente llego a ser gobernador de Egipto.

 

Una historia actual

Recordé la historia de José, al observar otra muy parecida. El dueño de un restaurante en problemas emprendió una investigación para encontrar soluciones que le ayudaran a rescatar su negocio de una posible quiebra. Para esto contrato a un experto que le sugirió entre otras cosas investigar a su personal. Por consejo y con la ayuda de este experto en negocios, y sin que su personal lo supiera, observo por cámaras ocultas a cada trabajador, incluyendo a su otro socio, pasando por el cocinero, los barman y los mesoneros. Descubrió que en su ausencia cada quien actuaba a sus anchas, con excesiva comodidad, cada uno haciendo lo que le provocara, solo uno, un mesonero con siete años de experiencia, trabajaba con mucha dedicación, remendando incluso el trabajo a medio hacer por los demás, él era quien venía en silencio y atendía a los clientes, con humildad hacia su trabajo, con sencillez y honestidad, sin saber, al igual que los demás, que en esos instantes estaba siendo evaluado.

Más tarde, fue él en quien pensó el experto para ponerlo por encima de todos los demás, se convirtió, sin él siquiera esperarlo en el gerente general. ¿Porqué, cómo? simplemente haciendo su trabajo con pasión, con corazón, con fidelidad, no viendo a los demás, no pendiente de si el restaurante iba en picada, a la quiebra, no preocupado si los demás empleados alrededor se sentaban a charlar, el seguía como la hormiguita obrera, sin detenerse.

 

Algunas conclusiones

Todo esto me trae a la mente aquellas palabras de Jesús: “y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de los demás” (Mt 20:27) Edición en papel

Al final en la historia de José, cuando sus propios hermanos sentían pena por haberlo vendido como esclavo, temor de que José tomara venganza por las cosas que le hicieron, fue el mismo José quien los consoló diciéndoles: “Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo: salvar la vida de mucha gente. Así que, ¡no tengan miedo! Yo cuidaré de ustedes y de sus hijos. Y así, con el corazón en la mano, José los reconfortó.” (Génesis 50:20-21) Edición en papel

Cuanta grandeza tuvo este hombre, una grandeza tal vez no de él, sino inspirada por su amor a Dios…

Creo que a nuestros días les hace falta mucho de esta fe, de esta certeza, de esta unión que no espera, sino que vive al día la certeza de estar en el camino adecuado, una fe que nos hace inamovibles ante cualquier viento fuerte, un Dios que nos guarda bajo sus alas y nos conforta en su esperanza, en el regocijo de su amor, y nada más.

Creo que la excelencia por sí misma no puede sostenerse, la verdadera excelencia proviene siempre de un gran amor, un amor que se basta a sí mismo, y que no necesita nada más… La verdadera excelencia esta unida íntimamente a valores muy, muy altos. ¿Y de donde proviene la excelencia sino de la fortaleza de un carácter que se crece en la debilidad y se hace grande porque decide andar en humildad sin esperar nada a cambio? Quizá esa certeza de saber que Dios todo lo ve, es suficiente para dejar de tratar de tomar acciones distintas al correcto hacer… pero eso lo piensa esta alma pequeña, yo creo que las almas grandes ni siquiera se preocupan de esa justicia, tienen esa certeza, la saben, la conocen bien, y lo más importante es que saben que ante la justicia la misericordia es mucho mejor. Si nosotros por separado tuviéramos que recibir justicia, pobre de nosotros en nuestras faltas. Es algo para pensar.

Buscar la excelencia viene de un corazón desnudo, sin dobleces, viene de la certeza de un amor que merece de nosotros todo.

 

Espero les haya gustado y les haya servido este post.  Ha sido editado y actualizado por mí para ser publicado aquí en Steemit en esta ocasión, y publicado antes en mi blog La Sinfonía de la Vida.

La primera foto es de mi autoría, Fuentes II, III

 

 

La Información es Poder, no te conformes con la ignorancia.

Es increíble el poder que tiene la información, el hecho de saber que a lo lejos alguien puede verte, escucharte y sentir en su piel lo que sientes.

Muchos lo saben. Muchos sobrevaloran la información. Pero al hablar de la necesidad de expresión es cuando esta cobra su mayor fuerza.

Si no hay posibilidad de expresión no hay libertad.

El hecho de no poder hablar nos pone en la misma situación del que esta amordazado.

El estar en un lugar donde se oculta la información, puede hacer pensar al que la ignora que lo que no se ve o no se escucha no existe.

Para el que es reprimido es estar en un hoyo oscuro con la boca tapada, con las manos y los pies amarrados, es sentir que falta la respiración, es una amenaza a la vida.

Antes no entendía ¿porque tienen que saberse en el mundo las injusticia?, ¿qué puede hacer el mundo? me preguntaba… hasta ahora parecen no hacer nada. Y quizá no hagan nada pero el hecho de reportar los hechos puede hacer que la gente se dé cuenta de las cosas. Puede hacer que abran los ojos. Que abran sus oídos. Que abran la mente, el corazón. Y finalmente puede ser que hagan algo. O puede hacer que quien se expresa tome la fuerza suficiente para hacer algo.

A veces tengo la impresión que si uno calla es como si no existiera. Más bien, si uno no piensa, es como si no existiera. Primero se piensa. Luego viene la comunicación. Después que se ha pensado. Para decir algo no importa si no es distinto a lo que ya se ha dicho, pero para decir lo que ha pasado por la mente, la impresión que ha quedado hace falta expresarse. Hacen falta medios.

Los seres humanos tenemos escrito en la conciencia un código. Pues la mayoría tiende a esconder la maldad, esto quiere decir que saben lo que es malo. Nadie se jacta de sus maldades, a menos que esté enfermo. Y aunque la sociedad en general está bastante enferma, la mayoría puede distinguir el bien del mal. Lo peor es cuando tratan de confundir ambos términos. Parece obvio, pero cuando uno se adormece puede confundirse fácilmente.

Quien esconde la información lo hace cuando sabe que no es bueno lo que pasa, y que el hecho de difundirla le acarrea una pena o un castigo, aunque sea el rechazo del que mira y se indigna.

Porque cuando los hechos malos salen a la luz, no se puede dejar de ver lo que se ve, cuando se mira, una imagen, unas palabras.

Pienso, ¿quién podrá salvarnos de tanta confusión y manipulación? A veces solo presentar los hechos sin censura.

Hermano, amigo, ser humano… si tienes dos ojos, dos oídos, un cerebro, un corazón, no te conformes… por favor… no te rindas, no te duermas. Busca, mira, investiga, indaga… no te conformes.

No, no te conformes con la ignorancia.

Gracias por leer.

Las fotos son de mi autoría
 

@inspiracion

Orden Vs. Rebeldía, Razón Vs Emoción

Hablando de sensaciones, emociones y sentimientos, encontré que algunos defienden, incluida yo, o al menos eso pretendo en estos momentos, las decisiones basadas no en sentimientos, sino en, digamos, los valores. Pero que tema tan difícil no? Esta ha sido una eterna lucha en el ser humano desde hace tiempo, ¿razón o sentimientos? Yo misma he desechado muchas veces la versión de los valores por la de los sentimientos, lo reconozco. Sin embargo, ir por ahí con los sentimientos timoneando este barco es bastante caótico lo sé…

Hay una posición filosófica, específicamente de Immanuel Kant, que dice que debemos seguir la ley moral, o mejor dicho para que se entienda un poco mejor, debemos seguir nuestra conciencia, hacer lo que es correcto incluso cuando no sea lo que nos convenga. Pues esta es la que mejor responde a ese dilema de ¿razón o corazón? Según la razón se pueden hacer muchas cosas por conveniencia que sabemos que no están bien, al igual que con los sentimientos y emociones sucede lo mismo.

“La conciencia es un instinto que nos lleva a juzgarnos a la luz de las leyes morales.”  Immanuel Kant

“La moral descansa naturalmente en el sentimiento.”  Anatole France

Pero que genial cuando ambos, razón y sentimientos van tomados de la mano, es la máxima expresión de la realización personal y es ese fin que todos de alguna manera hemos buscado en algún momento de nuestras vidas, sino toda la vida, alinear pensamientos, sensaciones, emociones y sentimientos.

El cine, la literatura y mucho de lo que vemos nos lo vende, nos lo muestra y sin embargo, no nos enseñan todo el camino ni la fórmula completa de cómo llegar a ello.

Seguir un sueño a pesar de todo, ¿aunque el mismo se transforme en pesadilla..?

Muchas veces no se nos habla de la disciplina necesaria y el temple que se requiere para continuar cuando todo parece fallar. Crecer en carácter, esa forma de ser centrada que no se deja abatir por los problemas, que tiene un norte claro a donde ir, que sabe cuidarse de las distracciones que pujan por desviar el camino.

O cuando realmente vamos siguiendo las emociones y somos un completo desastre de la risa al llanto, a la duda, al temor, al dolor, a los pensamientos que perturban.

La mayoría fluctúa en los extremos, disciplina constante que asfixia la frescura, ahoga la alegría y la expresión de emociones, o la vida llevada por lo que provoca al momento que da como resultado la falta de sentido, propósito, o la sensación de vacío… ambos, extremos indeseables… ¿Cómo encontrar un equilibrio en todo esto?

¿Cómo escuchar y seguir la conciencia cuando esta se ha desvanecido dentro de las penas, o esta cegada por las emociones..? Una respuesta es a través del carácter, cultivar el carácter, esa forma de actuar con un norte claro. Cultivar el carácter, esa fortaleza, con convicciones claras, lleva tiempo, requiere mucha paciencia, y comprensión con uno mismo. Pero tener un norte es lo que nos puede ayudar a encontrar el equilibrio en nuestra vida.

Encontrar un balance no es sencillo… algunos necesitaremos una cosa más que otras, en algunas partes de nuestra vida más que en otras…

Tal vez la clave está en desarrollar la sensibilidad que nos permita darnos cuenta en qué punto estamos parados. Sensibilidad, sí… esa es la respuesta, o mi respuesta.

Ahora que lo veo necesitaría hablar de qué es exactamente el carácter, esa virtud que nos permite encontrar el equilibrio entre nuestra razón y los sentimientos, que nos permite hacer lo correcto en medio de las dudas y en cualquier circunstancia. Será para otra oportunidad.

Gracias por leer.

@inspiracion

 

 

Dejame ver algún día como ven tus ojos… | Apuntes sobre Rayuela Capítulo 21

Foto by © Andy Kennelly
Foto by © Andy Kennelly

Hay un texto que me parece extremadamente bello, tanto el contenido como la forma, y que recuerdo mucho, es de la novela Rayuela de Julio Cortazar. Es un texto en el que Oliveira, el protagonista, se expresa acerca de su amiga La Maga quien careciendo de las habilidades intelectuales que él tenía lograba maravillarse ante los cuadros que admiraba, los libros que leía, lograba sentirse extasiada, conmovida hasta las lágrimas. Aunque luego después olvidaba todo. Mientras él siendo un hombre estudiado, un intelectual que recorría los cafés de París, entre comentarios de libros y copas, no lograba conectarse de esta forma porque carecía de eso que a ella le sobraba, se sentía acartonado por dentro incapaz de conectarse. Oliveira quien estaba cansado de desnudar esas mismas obras que trataba de apreciar, tal vez le había quitado en el proceso también la magia, ésa que su amiga con su ignorancia podía captar. No en vano el autor le había puesto ese nombre a este personaje: La Maga.

“Hay ríos metafísicos, ella los nada como esa golondrina está nadando en el aire, girando alucinada en torno al campanario, dejándose caer para levantarse mejor con el impulso. Yo describo y defino y deseo esos ríos, ella los nada. Yo los busco, los encuentro, los miro desde el puente, ella los nada. Y no lo sabe, igualita a la golondrina. No necesita saber como yo, puede vivir en el desorden sin que ninguna conciencia de orden la retenga. Ese desorden que es su orden misterioso, esa bohemia del cuerpo y el alma que le abre de par en par las verdaderas puertas. Su vida no es desorden más que para mí, enterrado en prejuicios que desprecio y respeto al mismo tiempo. Yo, condenado a ser absuelto irremediablemente por la Maga que me juzga sin saberlo. Ah, déjame entrar, déjame ver algún día como ven tus ojos.”  Extracto de Rayuela Capitulo 21. Edición en papel.

Aunque él no lo dice explícitamente, lo que interpreto, es que creo que nos ocurre así cada vez que vamos a un libro, a un paisaje, a una canción, a unas palabras, con una actitud de dar por hecho lo que ya sabemos, quedamos inhabilitados para que esa leve diferencia, ese algo distinto nos toque, es como ir al campo con una armadura sin poder sentir la brisa en el rostro, el sol en la piel, el rocío. Es como ir a ver con una cuadricula establecida, es ir colocando cada cosa en un lugar. Es perder en el proceso toda magia posible.

“Inútil. condenado a ser absuelto. Vuélvase a casa y lea a Spinoza. La Maga no sabe quién es Spinoza. La Maga lee interminables novelas de rusos y alemanes y Pérez Galdós y las olvida en seguida. Nunca sospechará que me condena a leer Spinoza. Juez inaudito, juez por sus manos, por su carrera en plena calle, juez por solo mirarme y dejarme desnudo, juez por tonta e infeliz y desconcertada y roma y menos que nada. Por todo eso que sé desde mi amargo saber, con mi podrido rasero de universitario y hombre esclarecido, por todo eso juez. Déjate caer, golondrina, con esas filosas tijeras que recortan el cielo de Saint-German-des-prés, arrancá estos ojos que miran sin ver, estoy condenado sin apelación, pronto a ese cadalso azul al que me izan las manos de la mujer cuidando a su hijo, pronto la pena, pronto el orden mentido de estar solo y recobrar la suficiencia, la egociencia, la conciencia. Y con tanta ciencia una inútil ansia de tener lástima de algo, de que llueva aquí dentro, de que por fin empiece a llover, a oler a tierra, a cosas vivas, si, por fin a cosas vivas.” Extracto de Rayuela Capitulo 21. Edición en papel.

Hará falta tener una actitud de mente abierta, desnuda, limpia, dispuestos a escuchar, a ver, a dejarnos sorprender al considerar lo que miramos. Esa actitud de no solo saberse, sino sentirse ignorante. Esa actitud de dejar libre lo percibido para sea lo que es.

Mucho se trata de la actitud interna, un corazón limpio es capaz de mirar lo que ve y no tan solo mirar por el filtro de los prejuicios, las experiencias, y todos esos obstáculos que impiden creer que lo que miras es simplemente lo que miras y no tan solo el reflejo de algo que ya conoces, de algo que esperabas.

Por esto los niños nos llevan una gran ventaja, para ser más clara diría el alma o el espíritu que se mantiene joven tiene ventaja, tiene la ventaja de poder mirar sin el obstáculo de lo “aprendido” o “aprehendido” que es sinónimo de algo que se ha enganchado encima. Unos lentes empañados que el tiempo y los prejuicios nos han puesto.

La Maga de Rayuela era una mujer simple, ignorante en muchas cosas pero tenía a pesar de su estilo de vida bohemio una candidez imposible de imitar por su amigo, era una esencia que ella tenía, una actitud motivada, aunque no necesariamente, al saberse muy ignorante delante de sus amigos, una actitud abierta, fresca.

Creo que el protagonista de Rayuela, Oliveira, estaba tan imbuido en todos esos autores, escritores, pintores, todas esas filosofías, y se había llenado tanto de todo ello que termino por sentirse incapaz de mirar las cosas de otra forma, incapaz. Termino sintiéndose preso, aislado, desconectado. Lo a que a su vez lo condena. Puesto que se “supone” que una persona que se ha bañado de todo, ¿debe por tanto sentir lo que sabe?

Muchos sabemos que no es así necesariamente.

El intelecto puede convivir separado de los sentimientos. Lo importante no se aprende necesariamente en los libros o academias. El corazón muchas veces no puede ser educado o forzado, ni ablandado… Es así como Oliveira es condenado.

La Maga frente a Oliveira, es lo mismo que comparar: Lo tierno que subsiste en un medio salvaje, frente a la indiferencia que se empeña en quedarse aun cuando ha poseído conocimiento y educación.

Por ello en parte menciona: “estoy condenado sin apelación, pronto a ese cadalso azul al que me izan las manos de la mujer cuidando a su hijo“. Condenado, pues se siente juzgado, él a pesar de sus saberes, no solo no comprende este amor de la mujer cuidando a su hijo, lo más importante es que no lo conoce, no lo ha sentido. Por lo tanto el mismo se juzga al compararse con aquella que puede sentir de esa forma tan pura y tan desprovista de artilugios.

Pienso que esa falta de conexión de la que padece el personaje Oliveira, ese vacío, es una de las mayores crisis que enfrentamos en la actualidad, estamos tan saturados de información, de tecnologías, de saberes, de ciencias, de costumbres, de modos de hacer, que en el proceso es casi imposible hacer una conexión real con otro ser humano, o con alguna situación. Es casi imposible notar algo distinto a través del medio que sea. Como le sucedía a Oliveira.

Lo que me hace concluir que el estado interno puede endurecerse, y hacer que se pierda la capacidad de sentir. Por otro lado el conocimiento que no puede ser incorporado al interior y mover alguna fibra por dentro es así como un cascaron vacío para el que lo percibe y pronto a olvidarse… el problema aquí no está en lo que se percibe sino en el interior de la persona, que yace como muerto. De allí la desesperación de Oliveira de querer que en su interior empezara a llover y a oler a cosas vivas…


Nota:

Bueno, que me perdone Cortazar sé que sus textos son pura poesía para leerla y sentirla, pero no pude dejar de escribir acerca de este extracto de Rayuela.

En mi opinión personal creo que él tenía mucho de la Maga. Un mago en verdad para escribir y transmitir sentimientos sin atarse a ninguna forma y capaz de volar como quería con las letras como esa golondrina que perfectamente describe… me gusta ver por los ojos de él en sus textos. Uno si puede volar con él como esa golondrina.

Publicado antes mi blog La sinfonía de la Vida

@inspiracion

Cómo controlar la Ira

La ira: un ácido que puede hacer más daño al recipiente en la que se almacena que en cualquier cosa sobre la que se vierte. Séneca (2 AC-65) Filósofo latino.

La ira es una emoción básica, todos la hemos llegado a conocer y aunque no tiene en sí misma una connotación negativa, la ha llegado a tener. La ira tiene mala fama, o le hemos dado mala fama. Esto se debe no tanto a la emoción en sí, sino a lo que hacemos con ella. ¿Qué hacemos con la ira? he allí el problema.

A veces no quisiéramos ni siquiera sentirnos así, pero si somos sinceros algunas veces más que otras es difícil evitarlo. Claro, hay personas más dadas a sentirla que otras. Hay temperamentos iracundos, ya esto es un extremo que realmente se debe evitar.

Sentir ira no es algo negativo en sí, ella es un indicador de que algo está sucediendo, puede ser algo que nos afecta, daña, o hiere en cualquier manera.

Es lógico entonces pensar que las reacciones a diversas situaciones van a depender de nuestra manera de ver la vida, a las personas y a nuestro alrededor en general. Puede ser que el problema tenga solución, o no. Pero bajo cualquier circunstancia la respuesta inmediata bajo la influencia de la ira no es la mejor. Puede ser que no veamos las cosas claramente, a veces ni siquiera tenemos toda la información. Todo esto se debe considerar.

Hacer ejercicio.

Hacer ejercicio, practicar una actividad al aire libre: Hay muchos estudios que comprueban los efectos del ejercicio físico en la salud emocional.


Escuchar música.

“La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.” Platón (427 AC-347 AC) Filósofo griego.


Llevar un diario.

A veces la ira se debe a una falta de expresión de nuestra parte, escribir nuestros sentimientos y emociones en un diario puede hacer que volquemos esa necesidad de alguna manera que a la larga nos ayudará a expresarnos, y eventualmente comprendernos a nosotros mismos.


Socializar.

Compartir con amigos hablar, reírse, pasar un rato, puede hacer que veamos nuestros problemas con otros ojos, desde otra perspectiva.


Hablar con un amigo.

En ocasiones es necesario buscar expresar nuestras emociones, más sin son negativas con una persona de confianza a la que no temamos contarle nuestras cosas, aunque la otra persona solo escuche. Esto puede ser una enorme ayuda, a veces solo necesitamos hablar.


Descansar.

Si no descansamos lo suficiente nuestro cuerpo se resentirá y estaremos de mal humor y predispuestos a reaccionar mal.

 

¿Cuándo buscar ayuda?

Cuando la ira se vuelve cotidiana, cuando el mal humor no cesa y empezamos a tener problemas con nuestros amigos, familiares, en el trabajo. Cuando esto afecta nuestra vida, puede ser que se esté empezando a sufrir de depresión, motivado tanto por razones mentales como físicas. En ese caso hay que buscar ayuda profesional para tratar de salir de esta condición.

Lo que debemos tener presente es que la ira en sí es una emoción, es un aviso acerca de nosotros mismos de que algo nos está sucediendo ya sea porque estamos percibiendo externamente una ofensa o ataque, que debemos determinar si es real o no. O ya sea porque internamente estamos afectados física o mentalmente. De nosotros depende dejarnos llevar o aplicar el autocontrol, en todo caso, buscar ayuda.

Reflexionar acerca de este tema es muy importante, no hay que dejarlo pasar sin tomar las medidas necesarias para mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestros semejantes.

Algunos link consultados y que pueden ampliar más el tema son:

https://kidshealth.org/es/teens/deal-with-anger-esp.html

https://psicologiaymente.net/clinica/como-controlar-la-ira

Fuente de la imagen [I]

@inspiración

¿Por quién late tu corazón?

En ocasiones tendemos a pensar que las cosas del corazón son cursis, que son temas de adolescentes… nada más alejado de la realidad. Hoy en día se puede decir que está comprobado que necesitamos amor, como decía la canción: All you need is love.

Aquí les traigo una breve historia real que vi en uno de esos programas médicos que a veces me gusta ver, la compartí hace tiempo en mi blog

La Sínfonía de la Vida espero sea de su agrado…

Viendo un programa de televisión sobre medicina, llamado Dr. Oz, me llamo la atención dentro de los casos planteados, un hombre cuyo corazón debía ser operado, una válvula estaba deteriorada.

La escena transcurría en el hospital, un hombre de edad sentado frente al médico, era informado del resultado de los exámenes, y que debía ser operado del corazón.

Casi antes de concluir la conversación el médico le pregunta, ya para finalizar:

¿Quién vino con usted?
-Nadie –
-Pues no puedo operarlo si no trae a nadie con usted, si algo sucede, si las cosas luego de un tiempo no van bien, necesito que alguien este con usted.-
– Bueno… hay alguien… mi ex-esposa, ella puede venir conmigo –

Y así lo acordaron…

Más tarde, tras las cámaras el médico dijo:

– Cuando veo a pacientes que se encuentran solos, me preocupa, esto significa que están aislados socialmente, una vez opere a un paciente que vino solo, y fue un grave error que procuro no volver a cometer, ellos necesitan a alguien a su lado, si un corazón no tiene por quien latir, sencillamente no latirá –

Ya en la habitación le dijo a la ex-esposa:

– El será operado y habrá fiesta, pero luego de una semana todos se irán y si después  de unos días las cosas no van bien y se encuentra solo, eso no será bueno para su corazón.-

Más tarde dirigiéndose a la pantalla dijo:

– Allí esta ella, el no quiere volver a casarse con ella, pero un vínculo aun los une, puedo darme cuenta al mirarlos… el amor… Al fin y al cabo el amor es la mejor medicina, la que puede curarlo todo.-

Puedo decirles que mirando la historia, se notaba claramente que este hombre aunque no quería volver con su esposa, sabía que podía contar con ella, ella todavía lo amaba.  Tal vez una historia pasada los separó…

Hoy me resulta curioso ver que en esa oportunidad compartí junto a esta historia la canción de la película “50 primeras veces”, titulada “Como si fuera la primera vez”, en español, en la cual la protagonista olvidaba el día anterior y solo vivía el mismo día cada vez, ella conocía al protagonista cada vez, por primera vez le hablaba, le gustaba, se reían, se besaban, su magia era que no tenían pasado…

Traigo esto a colación por el hecho de que un corazón para que sea sano no tendría que guardar rencor, en cierta manera, sería ideal no tener pasado, lo digo más que todo en cuestiones de parejas y de relaciones… creo que sería lo ideal… Perdonar de verdad y completamente y empezar de nuevo, cada vez.

¿Por quién late tu corazón?

Aquí les dejo la canción…

La foto es de mi autoría

Fuente del video (I)

@inspiracion

#Reto12Votos Semana 6 – Algo que enseñar | Paradigmas

Un concepto que aprendí y que me enseñó a ver las cosas de manera diferente es el de Paradigmas. Esto es más bien un supra-concepto, una manera de mirar los esquemas, las ideas, las formas en que concebimos las cosas.

Luego que sabes acerca de esto no vuelves a ser la misma persona, ni a ver las ideas, creencias, formas de hacer las cosas de la misma manera, pues sabrás que es solo una forma y puede ser que no sea la única o la mejor.

Para hacerlo sencillo voy a tratar de explicar qué es un paradigma. Existen diferentes conceptos.


¿Qué es un Paradigma?

Fuente

Según su origen etimológico:

En concreto se halla en la palabra latina paradigma, aunque es cierto que esta a su vez procede del griego. Más exactamente viene de παράδειϒμα, que se forma a partir de la unión del prefijo “para”, que significa junto, y de la palabra “deigma” que se traduce como ejemplo o modelo. [Fuente]

En filosofía el primero que utilizo la palabra paradigma de la manera como la conocemos ahora fue Platón:

Así llama Platón (paradejmata) a las ideas o tipos ejemplares de cada cosa. [Fuente]

Thomas Kuhn, filósofo y científico, le dio un significado renovado para los tiempos actuales:

En la ciencia un paradigma es un conjunto de realizaciones científicas universalmente reconocidas que, durante cierto tiempo proporcionan modelos de problemas y soluciones a una comunidad científica [Fuente]


Aportes y beneficios de los Paradigmas.

Hay que destacar que los modelos nos ayudan incluso a conocer las cosas, a concebirlas, a tratar con ellas.

Según Kuhn, estamos en presencia de un “paradigma” cuando un amplio consenso en la comunidad científica acepta los avances conseguidos con una teoría, _creándose soluciones universales. Si se demuestra que una teoría es superior a las existentes, entonces se produce una “revolución científica” y se crean nuevos “paradigmas”.[Fuente]

Vivimos en un mundo de paradigmas que se han renovado constantemente, algunas veces estos cambios han sido dramáticos, pues se cree que las cosas como las conocemos son sólidas y estables. Algunos ejemplos de estos cambios son: Se dejó de afirmar que la tierra era el centro del universo, que era plana, que el mundo era solo el viejo continente, cuando se añadió el continente americano. Se desecharon las monarquías y surgieron las democracias en su lugar.

Otras veces en lugar de ser sustituidos, los paradigmas se transforman y se amplían vemos así por ejemplo la evolución del concepto de átomo, las leyes de Mendel, los avances en la genética.

 

Fuente

Paradigma en las ciencias sociales: Cosmovisión

Hay que acotar que este concepto se utiliza también en las ciencias sociales.

es necesario dejar muy patente que paradigma es un término que lo podemos emplear en otros campos fuera del área científica. [Fuente]

En las ciencias sociales, el paradigma se encuentra relacionado al concepto de cosmovisión. El concepto se emplea para mencionar a todas aquellas experiencias, creencias, vivencias y valores que repercuten y condicionan el modo en que una persona ve la realidad y actúa en función de ello. Esto quiere decir que un paradigma es también la forma en que se entiende el mundo. [Fuente]

La forma como las sociedades entienden el mundo, los conceptos que conocemos, nuestras normas, costumbres, la manera en que hacemos las cosas: caminamos por la derecha, andamos vestidos, usamos cubiertos y platos, saludamos, vamos a bodas y funerales, nuestros sistemas económicos, el uso de bancos, comercios, papel moneda, nuestros sistemas políticos, democracias, dictaduras, por decirlo a grandes rasgos, son paradigmas.


Desventajas de los paradigmas

Fuente

La desventaja de los modelos, es que para la mente humana estos llegan a ser como dogmas y es muy difícil por no decir imposible, ver otras alternativas, otras maneras.

A nivel individual creemos que somos libres en pensamiento, pero estamos llenos de condicionamientos y adoctrinamientos que hasta ahora nos sirven para poder convivir como sociedad, lo contrario sería la anarquía, y de existir, pronto se tiende a buscar el orden, pues esto es inherente al ser humano, su naturaleza gregaria le lleva a buscar el orden y la convivencia, en cierta manera en un sentido estamos condenados a ver las cosas como las conocemos. Aunque no me gusta usar la palabra condenados.

Debido a esto, puede darse el caso que suceda algo diferente, o exista algo diferente y no lo veremos, no nos daremos cuenta en la mayoría de los casos.

“Sólo vemos lo que conocemos.” Johann Wolfgang von Goethe

“Vemos las cosas, no como son, sino como somos nosotros” Immanuel Kant

Si no nos hacemos conscientes de esto diariamente, esto se acentuará con el tiempo. Y digo diariamente porque es fácil de olvidar, y volver a las ideas automáticas.

Por eso el viejo dicho de que loro viejo no aprende a hablar. Los niños por tener sus mentes más frescas y menos llenas de conceptos pueden apreciar y mirar lo que nosotros no podemos ver, y esto lo digo de manera literal.


Mi experiencia

Cada uno de estos puntos tiene mucho para ser desarrollado y ampliado por separado. En mi caso me enseñó a ver prácticamente la vida de otra manera. Ayudo a ampliar mi mente. Me llevo a una serie de ideas, como por ejemplo:

Considerar que puede haber otras alternativas.

No aferrarme a ideas o a concepciones fijas.

Aprender a desaprender.

Desocupar la mente de tantos esquemas y conceptos.

Quedarme con lo esencial.

Las recetas que un día funcionaron, puede que otro día no.

A veces no hay recetas.

Abrir los ojos.

Prestar atención.

Aprender a tener la mirada fresca de un niño.

Dejar de aferrarme.

Soltar.

Darme cuenta de la cantidad de pensamientos y juicios automáticos que produzco a diario.

Apreciar mucho más el arte y la poesía.

Apreciar mucho más a las personas.

Ser consciente de que hay un universo que no estoy mirando, observando y conociendo.

Mantener mis pensamientos flexibles.

Cambiar de ideas con libertad.

Aprender a escuchar mis instintos.

Confiar más en los demás, en la naturaleza, en la vida.

Creer más en Dios y en lo que no puedo explicar, pero puedo sentir y percibir.

Darle una oportunidad a las ciencias.

Las ciencias aún están en pañales.

Apreciar mucho más la filosofía

Comprender la necesidad de la educación constante, no solo en los primeros años.

Amar la vida.

La vida en verdad es bella.


Mis Recomendaciones

Creo que hay una gran necesidad de aprender a pensar y enseñar a pensar, de encender la luz en las mentes de las personas, eso encenderá también la luz en sus corazones. Educar desde la libertad de pensamiento y el respeto a nuestras nuevas generaciones, y no olvidar que aun los adultos siguen aprendiendo y necesitan seguir haciéndolo.


Los dejo con esta pieza de Hans Zimmer para el disfrute de sus sentidos, estaba escuchándola mientras escribía, es magistral.

Los abrazo…

Fuente

Gracias por tu visita y comentarios.

 

@inspiracion