#Reto12Votos Semana 7 | La persona que no soy | La Mujer maravilla o una versión

Queridos lectores no crean que voy a empezar a contarles que soy hija de las amazonas, o cómo uso el cordón de la verdad, no, no voy a relatarles nada de eso. Vengo a contarles cómo fue que me convertí en una mujer con super poderes.

Resulta que un día me levante como siempre a las cinco de la mañana a hacer desayuno y café, y a dejar todo listo para ir a mi trabajo, ese día me despertó la alarma del celular y al abrir los ojos me encandiló una luz que descendía por la ventana, era alguien que me decía

“Mujer debido a los múltiples problemas que se han generado en tu país hemos venido a anunciarte que te daremos super poderes”

Yo me quede muda, asustada, y continuaron,

“no tengas miedo, no te hagas rollos, venimos de un planeta que tu no conoces”.

Después simplemente la luz se desvaneció.

Temblando del susto camine hacia la cocina a proseguir a hacer las cosas que tenía pendientes. Ese día hice todo en cuestión de segundos, la comida, limpiar toda la casa, ir al planeta de Steemit, por cierto, escribí cantidades de post que guarde en Word, mi creatividad era prolífica, luego me dio tiempo de hacer diligencias, en lugar de hacer colas pasaba directo a pagar pues la gente al mirar mi esplendorosa belleza me abrían paso, mis tarjetas de débitos estaban full de dinero, y me llegaron por correo tarjetas de crédito sin límites, no necesitaba transporte público ni particular, pues podía volar de un sitio a otro sin que nadie se sorprendiera o se diera cuenta.

Fuente

 

Después de un rato al ver que ya no tenía más nada por hacer me dispuse a llamar por teléfono a mis padres y entonces recordé que podía volar así que los visite, les hice mercado con mis tarjetas sin límites, y aproveche de ofrecerles mudarlos a una nueva casa, pero ellos no quisieron, aceptaron las cosas a regañadientes pues no me reconocían y tampoco creían que yo era Yo.

Con mi super poderes y beneficios me di cuenta que podía tener lo que quisiera y por un momento me sentí poderosa y libre, podía estar en cualquier lugar, y hacer todo lo que quisiera. Así que por primera vez ya no sentí la necesidad de ir a ningún lugar en específico, ni de hacer nada extraordinario, me sentía bien donde estaba.

Así que soy como la mujer maravilla, no ella exactamente, pero una versión parecida.

Lo malo es que los extraterrestres no me dijeron de que planeta venían para contactarlos y decirles que los visiten a ustedes también, mis queridos amigos 😉

 

 

Gracias por tu visita y comentarios.
@inspiracion